Sofá exterior con palets

Sofá exterior con palets

Hoy os voy a enseñar el sofá que nos hemos montado utilizando palets reciclados, claro que esto nos ha dado más trabajo ya que hemos tenido que adecentarlos un poco. Me refiero a pegar grietas, quitar púas, grapas… Pero el resultado merece la pena.

No gustaba más como quedaba con los palets pintados en blando y nos hemos entretenido más por pintarlos de este color, si te gusta un toque más rustico puedes poner un barniz protector para exterior y estarán listos.

Los cojines que hemos puesto son unos que ya teníamos de otro sofá que teníamos y los hemos aprovechado también aunque como veis hay uno que es de colorines, porque hace unos años ya quise cambiar el color a la funda, y empecé por un cojín.

Seguramente sea lo siguiente que haga, cambiarles el color pero por lo menos para este verano ya hemos estado disfrutando de nuestro sofá de exterior con palets. 

A continuación te comento el paso a paso del proceso, y también te dejo un vídeo que es un poco más ilustrativo de todos los procesos. 

HEMOS UTILIZADO:

• 4 palets de segunda mano
• Esmalte blanco
• Lijas


También:
• Lijadora eléctrica
• Lijas de mano
• Abre botes 
• Paletinas
• Sargentos
• Cola blanca

y los cojines para palets

PASOS A SEGUIR:

1. Lo primero que hicimos es buscar un lugar para nuestro sofá de palets y comprobar que entraban los palets perfectamente y no molestaba.
2. Luego revisamos cada palet y marcamos los que tenían  grietas, para pegarlas. Lo primero ha sido poner cola blanca dentro de las grietas y luego sujetarlas con sargentos para que vuvelvan a su posición inicial. En algunos nos hemos tenido que ayudar de varios sargentos ya que no solo estaba abiertas en una dirección.
3. También debes retirar alguna púa o grapa que te encuentres en alguno de los palets, yo me he ayudado de un destornillador plano para hacer presión sobre las grapas y sacarlas luego con un alicate o unas tenazas.
4. El siguiente paso es pasar la lija eléctrica por todas las partes del palet, con esto quitaremos todas las astillas para que al sentarnos no tengamos peligro.
5. En las zonas donde no llegamos con la lijadora eléctrica nos ayudamos de las lijas de mano, así todos los rincones quedarán bien cubiertos.
6. Una vez que tenemos los palets bien lijados, meneamos el esmalte blanco para que se junten todas las resinas que lleva dentro y con ayuda de una paletina comenzamos a pintar. Puedes empezar por abajo o par arriba del palet, dejarlo que seque e ir dándole la vuelta hasta tener todas sus partes completamente pintadas. Debes poner una carga abundante para cubrir todos los huecos pero estirarla muy bien por toda la superficie para dejarlo sin gotazos.
7. Una vez que están pintados y secos pasamos de nuevo la lijadora, esta vez será de manera más suave y muy rápida. 
8. Damos una segunda mano, verás que esta es mucho más rápida que la anterior, no te desesperes.
9. Una vez secos, solo queda colocarlos en el sitio que hemos elegido, ponerle unos buenos cojines y disfrutar al aire libre. 

¿Qué te ha parecido? Bastante fácil verdad, puedes ahorrarte arreglar los palets porque hoy en día los venden para este tipo de cosas ya nuevos en grandes superficies y también los puedes encontrar de color blanco o de otros colores, pero si tienes tiempo pasarás un rato entretenido.

IMÁGENES:

Si te ha gustado el trabajo, suscríbete y no te pierdas ninguno

Es GRATIS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *